Aromaterapia. Descubre el poder del aroma   Vitae Studios, centro de terapias naturales
 

Google
Web vitaestudios.com


Aromaterapia

AROMATERAPIA - Descubre el poder del aroma

Sobre el curso de Aromaterapia gratuito

El que presentamos a continuación es un curso sobre Aromaterapia gratuito para todos los visitantes de la página. Lo hemos dejado disponible en abierto para personas que estén interesadas en conocer la Aromaterapia, disciplina muy popular entre las denominadas Terapias Naturales.

 

Después de más de 20 años como profesionales de las Terapias Naturales, Vitae Studios ha decidido compartir unos contenidos que con toda seguridad resultarán interesantes a aficionados y profesionales del sector (pulsa aquí si deseas saber más sobre Vitae Studios).

DEFINICIÓN DE AROMATERAPIA. LA AROMATERAPIA Y SU HISTORIA (I)

Etimológicamente podríamos definirla como tratamiento (-terapia) con “aromas” (aroma-) ; no obstante, deberíamos considerar la aromaterapia como una práctica “más amplia”, ya que el efecto aromático, generalmente se consigue con el uso de aceites esenciales, que ya “per se” poseen un efecto terapéutico propio, estamos hablando, de algún modo, de conceptos vinculados a la naturopatía, al proceder dichos productos del reino vegetal, ya sean plantas, frutas, árboles, arbustos… , a lo que habría que añadir la gran afinidad existente entre el sentido olfatorio y la actividad del Sistema Nervioso Central. Sobre estas dos nociones profundizaremos más adelante.

LA AROMATERAPIA Y SU HISTORIA (I)

La historia de la Aromaterapia comienza con el hombre de Neanderthal, el cual, según creen los arqueólogos, fue uno de los primeros en usar medicamentos a base de plantas.

En 1975 se descubrió un esqueleto de alrededor de sesenta mil años en Irak. Al lado de este hombre, llamado Shanidar IV, se encontraron depósitos concentrados de polen de milenrama, hierba cana y jacinto racimoso, plantas medicinales aún cultivadas y usadas por los campesinos iraquíes. Los científicos piensan que Shanidar IV era un chamán o líder religioso, y un versado botánico.

En excavaciones en América Central y del Norte se han encontrado, también, semillas de hierbas medicinales y piedras para moler, la antigua herramienta farmacológica, que datan del año 3.000 a.C. ; sobre esta fecha también data un alambique hallado en el Himalaya.

La historia registrada por antiguos escribas deja constancia del uso terapéutico de las plantas y aceites aromáticos mucho antes del nacimiento de Cristo. Es uno de los más antiguos manuales de medicina, escrito en el año 2.000 a.C., el emperador chino Kiwang-Ti describía las propiedades medicinales del opio, del ruibarbo y de la granada. Y aún antes, según nos dicen los jeroglíficos, los egipcios usaban plantas aromáticas con fines medicinales y religiosos.

Las resinas y los aceites perfumados derivados de plantas desempeñaban un importante papel en el masaje y, sobre todo, en las prácticas funerarias egipcias. Los primeros embalsamadores momificaban a los muertos cubriendo sus cuerpos con una resina importada de coníferas derretida, cuyo fin era la mayor conservación corporal, hecho vinculado a la praxis médica del momento ; asistimos a otro efecto, otra posibilidad que ha brindado la aromaterapia.

Esta resina suprimía la actividad bacteriana permitiendo así que los miembros de la familia real llegarán al otro mundo, intactos. Los lienzos en los cuales envolvían a las momias se empapaban con incienso y mirra, traídos de África por las expediciones de la decimoctava dinastía de la Reina Hatsheput.

Los sacerdotes egipcios, que eran los sanadores de la Sociedad, prescribían la mirra, que estaba consagrada al dios de la luna, como agente antiinflamatorio.

También se incensaba para deleitar el olfato y asegurar la buena voluntad de las divinidades. En efecto, los egipcios creían que las medicinas eran eficaces precisamente porque habían sido prescritas por alguno de los dioses. Pero los perfumes también eran esenciales para los placeres de la vida egipcia.

La mirra y el incienso, combinados con romero y tomillo, servían para hacer conos de grasa perfumados que los hombres usaban debajo de sus elaboradas pelucas. El calor del Nilo iba derritiendo poco a poco estos conos, cubriéndoles la cara y el cuerpo con esta forma orgánica, aunque viscosa, de desodorante. Los faraones, por supuesto, ordenaban los más raros perfumes: en la tumba del Rey Tut se encontraron delicados jarrones de alabastro llenos de perfumes los cuales retenían su aroma desde el año 1350 A.C.

Aunque dos siglos después los egipcios iniciaron el arte de extraer las esencias de las plantas calentándolas en recipientes de arcilla, fueron los alquimistas griegos los que inventaron la destilación; el destilar las esencias de las plantas, hirviéndolas o cociéndolas al vapor, preserva a la vez su fragancia y sus propiedades curativas. También los médicos griegos desarrollaron la ciencia de la medicación aromática.

Un médico griego, Dioscórides, resumió en sus escritos el conocimiento humano del uso de las plantas medicinales; anotó, por ejemplo, que el dracunculus (dragontea), una planta con tallo "moteado como el vientre de una serpiente", controla el cáncer, es abortivo, cura la gangrena y es bueno para la vista.

El poeta Anacreón, (582-485 a. de C.), nos habla de que la mejor receta para mantener la salud, es la aplicación de perfumes, aromas suaves al cerebro. En esta afirmación, podemos darnos cuenta de la importancia que ya en esa época se le daba a la vinculación aroma, olfato-sistema nervioso central, cerebro.

Personajes, como por ejemplo el célebre médico griego Galeno, en la antigua Roma,(cultura que extendió sobremanera las propiedades terapéuticas de las plantas), ya preconizaba el uso del masaje y la aromaterapia, por su efecto olfativo, tras el baño ; observamos la búsqueda del efecto relajante, sedante en dicha terapia ; además fue uno de los primeros herbolarios del mundo. Su famoso manual sobre el uso de las plantas fue la biblia médica del mundo occidental durante quince siglos, y se encontraba en las librerías de los monasterios europeos.

Galeno proporcionó una receta para la "teriaca", un medicamento a base de la combinación de 150 plantas, partes de animales, de minerales, e incluso de piedras preciosas. Panacea para todas las enfermedades, desde dolores de cabeza hasta la lepra, la teriaca se prescribió en Francia hasta el siglo XVII y se llevo a bordo de los barcos durante cientos de años.

Próxima lección: La Aromaterapia y su historia (II)


Curso Naturopatía

LIBROS RECOMENDADOS

  1. MANUAL DE DESINTOXICIÓN INTEGRAL . [Más información]
  2. SABER VIVIR, SABER AMAR . [Más información]
  3. PALABRAS DE LUZ . [Más información]
  4. MÚSCULOS DEL CUERPO HUMANO , guía visual práctica para la salud y el deporte. [Más información]


SI TODAVÍA NO LO HAS HECHO, SUSCRÍBETE AHORA GRATIS
A NUESTRO BOLETIN y ¡empieza a disfrutar de
más cursos y contenidos exclusivos para nuestros suscriptores!

Tu información no será compartida, puedes leer
nuestra política de privacidad para más detalles.
NOTA: Si ya te suscribiste en otra ocasión o anteriormente no es necesario que lo hagas de nuevo.
 
Nombre:
E-mail:

Una vez que introduzcas tu nombre y un e-mail válido, recibirás un correo confirmándote el alta en nuestro boletin, el cual incluirá las claves de acceso para acceder de manera gratuita a un curso de estiramientos musculares online, el cual incluye más de 40 minutos de vídeos.
Además podrás encontrar enlaces de acceso a más recursos e información de interés, noticias y novedades.

<Añadir esta página a Favoritos> | <Recomiéndanos>

Copyright © 2006 Vitae Studios Salud & Belleza S.L.L.